Motivate corriendo en compañía

|

Motivate corriendo en compañía

Hay una diferencia entre correr con un compañero y con un entrenador. A menos que tu camarada elija por tu experiencia y sabiduría, y específicamente te pregunte por tu percepción, es importante reconocer tu rol como compañero, no como entrenador. En cierto estudio se reveló que corredores que estuvieron con quienes son ligeramente mejores y no recibieron motivación verbal llegaron más lejos que aquellos que sí lo hicieron. Esto quieres decir, que este tipo de motivación, cuando es bien intencionado, puede parecer condescendiente. Eso no significa que no puedes repartir apoyos o dar palmadas en la espalda, dicha motivación es una de las principales por la que los corredores buscan no entrenarse solos. Los compañeros de entrenamiento son una de las herramientas más valiosas que un corredor puede tener. Te hacen responsable, así que es muy probable que llegas a entrenar y des el 100 por ciento durante los entrenamientos, porque sabes que alguien cuente contigo. Pero en busca de tener lo mejor fuera de esa relación debes considerar varios factores que afectan tu rendimiento.

La entrega también importa. Si usualmente estás frente a corredores y quieres ofrecer las palabras de ánimo, colócate a su lado. Un acercamiento con tu compañero de carrera por este medio como: ¡Hagamos esto! o ¡Puedes hacerlo! tiene un tono diferente. Es mejor para tu colega sentir que están en el mismo nivel. Recuerda que siempre hay un amigo corredor que está esperando por ti aunque llueva, haga frío o exista neblina ese día. Con esa motivación es seguro que saltarás rápidamente de la cama, te amarras las agujetas y sales de tu casa preparado.

Aprende más sobre running en: runningyatletismo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario