La Vigorexia

|
La Vigorexia

Por su obsesiva sensación de pocos progresos en su anatomía, los vigorexicos son víctimas de la ansiedad y la depresión. Sus relaciones sociales se ven afectadas constantemente. Los adolescentes que pasan muchas horas en el gimnasio suelen desarrollar un perfil agresivo. Así, acostumbran demostrar su fuerza física, participando en peleas los fines de semana. Hay quienes abandonan sus aficiones, renuncian a su tiempo libre o a su visa sexual para gastar menor energía y pasar más horas en el gimnasio y menos haciendo zumba y jogging.

0 comentarios:

Publicar un comentario